Brise-Soleil
de lamas orientables no retráctiles en formas irregulares

En el caso de las protecciones solares no retráctiles, ya sea con lamas de aluminio extruido como incluso con lamas de madera, podemos ofrecerles un elevado número de soluciones. Siempre en función de las características individuales de cada casa y ofreciendo la más adecuada propuesta para cada situación. Tanto si es para una fachada entera, para un techo inclinado, para un gran ventanal, como para una pequeña apertura: nos adaptamos a su proyecto.

Nuestras lamas orientables no retráctiles ofrecen múltiples ventajas y soluciones

Infinidad de formas: Las formas de las aperturas a cubrir no suponen ningún inconveniente, sinó todo lo contrario, son un aliciente que nos motiva a poderle solucionar los problemas derivados de la insolación. Tanto con lamas de madera como con lamas de aluminio extruido podemos hacer formas redondas, triangulares, trapezoidales y, evidentemente, rectangulares.

Protección solar

Las lamas se pueden orientar hasta 90 grados, pudiendo dosificar a placer la luz solar que entra en el interior del edificio. Este hecho permite controlar fácilmente la temperatura de confort interior, evitando el efecto invernadero al completo si se desea. Manteniendo la luz natural y sin renunciar a disfrutar de la calefacción solar pasiva en invierno, gracias al bajo ángulo de incidencia del sol en los meses más fríos y a la movilidad automática de sus lamas.

Instalación y accionamiento

Aunque se trata de un producto concebido para el exterior, también podemos instalarlo en el interior, tanto vertical como horizontalmente, hasta en formas curvadas. Nos adaptamos a cada situación para ofrecer siempre la más eficaz solución a sus necesidades. Prácticamente la totalidad de instalaciones son motorizadas. Este hecho nos permite instalar automatismos que nos facilitarán el accionamiento des de cualquier punto de la casa, de forma individual, en grupo, automáticamente siguiendo una programación horaria o vinculando su movimiento al de la temperatura deseada en el interior.

Estética

La estética es uno de los puntos fuertes de este producto. A parte de poder hacer cualquier tipo de forma geométrica, disponemos de un gran número de lamas posibles. Des de lamas de aluminio extruido de medidas entre los 48 mm y los 150 mm, hasta lamas de madera natural con tratamientos especiales para exterior, con medidas que van de los 68 mm hasta los 153 mm. En el caso de las lamas de aluminio existen unos colores estándar, pero podemos trabajar toda la carta RAL con un sobrecoste, así como también hacer anodizados. Juegos de color que harán que las lamas se mimeticen con la fachada o bien que destaquen. La estética arquitectónica deseada nunca será un inconveniente, pudiendo resaltar la intervención lacando las lamas en un color y los demás componentes en otro color diferente. Este abanico de medidas, formas, colores y materiales aseguran que, no sólo ofrecemos eficientes soluciones de control solar, sinó que también vestimos casas y edificios.